martes, 29 de septiembre de 2009

EJERCICIO DEL PILAR MEDIO

-
EL EJERCICIO DEL PILAR DEL MEDIO



Varias semanas de mínima aplicación al Ritual Menor de Proscripción del Pentagrama, deberán preceder a cualquier esfuerzo por poner en práctica el ejercicio del Pilar del medio.

Con lo anterior habremos logrado la purificación y limpieza de toda la esfera de la personalidad para que finalmente el SER pueda manifestarse a través de un cuerpo y una mente purificados... De ésta manera, el estudiante estará preparado para hacer frente y acomodar el incremento de vitalidad y energía que se derramarán a través de él.



LAS SEPHIROTH DEL PILAR MEDIO

1 KETHER YEJIDA E-hé-ié
0 DAATH EL VINCULO Je-ho-vá (E)-lo-him
6 TIPHARETH RUACH Je-ho-vá El-oah V(e) - Da-ath
9 YESOD NEPHESH Sah-ddai El Jaí
10 MALKUTH CU
ERPO A-do-naí Ha- A-retz


EJERCICIO:

* En pie, con las manos en los costados. Ojos cerrados. Respiración acompasada. Mente tranquila, serena e inmóvil... Transferimos la conciencia y la atención a la zona de la coronilla, en donde visualizamos una esfera de blanca brillantez. La actitud de devoción aviva el Centro considerablemente y la sensación de Luz y Energía se amplían por encima de cualquier previsión. En este momento vibramos: " EHEIEH " (Yo Soy).

* Permaneciendo constantemente en la contemplación de esa fuente de energía, hay que sentir un rayo que se dirige hacia abajo, allí en la garganta y nuca se ensancha, ampliándose para formar un centro similar al anterior, pero de diámetro inferior. Debemos sentir de nuevo la radiación de energía y vitalidad. Debe ser tan poderosa que se sentirá como una sensación casi física en la palma de las manos, y sensación de escozor en la cabeza y cuello... también una sensación de serenidad e inmovilidad mental. Ahora vibramos el Nombre Divino: "JEHOVÁ ELOHIM".

* Después de varias vibraciones del Nombre, el haz de Luz debe bajar de nuevo al corazón, o zona del plexo solar, y desde allí, irradiar un calor y una sensación de energía muy diferenciados, como si surgieran de un SOL INTERNO. También aquí se vibrará lentamente el Nombre: "JEHOVAH ELOAH VE DAATH", de forma que este detone en el área física contemplada y no en otra.

* Hay que contemplar ahora la zona de los órganos sexuales. Se visualiza la esfera de Luz y se vibra el Nombre: "SHADAI EL SHAI", notando la reacción en la conciencia. Una vez dedicados varios minutos a despertar este Centro y a vitalizarlo con poder, hay que dirigirse a:

* Los pies, donde se descubrirá que el Centro se despierta con gran facilidad. La mera contemplación de Kether, pondrá por acción refleja en funcionamiento a Malkuth, siendo estos los dos polos del Pilar del Medio. (Debemos dedicar cinco minutos a cada Centro...). Por fín, vibraremos el Nombre: "ADONAY HA ARETZ".
Una técnica sencilla de Auto-Iniciación se puede lograr mediante una Ceremonia también sencilla que invoque las corrientes divinas y arcangélicas de fuerza elemental, usando pasajes inspirados o extraídos de diversas Escrituras Sagradas.

Nuestro objetivo sería lograr el descenso de la Luz, y éste se caracteriza por una sensación de poder y vitalidad. Progresivamente, se amplía a una serenidad y control emocional junto con un equilibrio mental, seguido por una gradual expansión y aumento del horizonte mental. ¡Incluso tiene formas curativas...!: Casos de agotamiento, catarros, estreñimientos, tuberculosis incipiente, pleurosis y otros muchos.

Para todo esto es aconsejable la visualización de la esfera mientras se camina... En todas estas técnicas, la respiración es importantísima, por lo que es aconsejable practicar con frecuencia la respiración rítmica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada